Antecedentes

La compra y venta de personas genera en el mundo 32 mil millones de dólares. Naciones Unidas calcula 2,4 millones de víctimas de trata de seres humanos, de las cuales el 79% son mujeres y niñas que han sido introducidas en Europa Occidental para ser explotadas sexualmente.

Se trata del tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo, tras la venta de armas y el tráfico de drogas.

La mayoría de las víctimas proceden de los mismos países –Rumania, Paraguay, Colombia...–. Esto implica que es posible realizar acciones de comunicación para prevenir en origen, dada la concentración demográfica de la mayoría de las víctimas.

A la vez, estudiar y analizar el perfil de las personas explotadas aquí en España nos permite conocer el rango de edad que buscan los captores y las principales características de las potenciales víctimas, lo que facilita la prevención y la vigilancia.

El mercado de personas es un negocio en alza y se caracteriza por unos mínimos costes, escasos riesgos y una rápida amortización.

En España, según la Policía Nacional, este negocio genera 5 millones de euros al día. Es la nueva cara de la esclavitud del siglo XXI.